miércoles, 6 de noviembre de 2013

La Fórmula Química Del Amor

Serotonina, oxitocina, dopamina, endorfinas, cortisol, testosterona... Todas estas hormonas y neurotransmisores son los culpables de que caigamos rendidos ante el ser amado. El amor es ciego, sí, pero ante todo, se trata de un proceso químico que tiene su origen en el cerebro y en el sistema límbico (responsable de las emociones), no en el corazón. Los ingredientes bioquímicos del amor van además variando conforme se pasa por las distintas etapas de enamoramiento, amor pasional y amor estable o de compañía.

El Enamoramiento

En esta etapa, durante la que estamos alegres, abstraídos y optimistas (vemos diferente la realidad y a la persona amada), se incrementa la producción de hormonas como el cortisol, causante del estrés. En los hombres, disminuye la producción de testosterona, mientras que aumenta en las mujeres, lo que incrementa su estado de alerta y nerviosismo.
A través del sistema nervioso, el hipotálamo “ordena” a las glándulas suprarrenales que aumenten inmediatamente la producción de adrenalina y noradrenalina. La explosión total se produce cuando el cerebro empieza la secreción de dopamina, un neurotransmisor que refuerza nuestra capacidad para desear algo y querer repetir el comportamiento que nos proporciona placer (lo mismo que ocurre, por ejemplo, con el deporte).

El Amor Pasional Y De Apego

Una vez superada la fase de enamoramiento, disminuye el estrés y la ansiedad y entran en juego otras emociones más tranquilas ligadas a la seguridad y el bienestar. En esta etapa aumenta la producción de hormonas como la oxitocina y la vasopresina, que se secretan especialmente después del coito, reforzando los vínculos e intimidad emocional en la pareja.
Para estrechar la unión entre dos personas, también intervienen los neurotransmisores: dopamina, serotonina, endorfinas y encefalinas, todas ellas asociadas al placer, la sensación de recompensa y la disminución del dolor.

El Amor Estable O De Compañía

Esta es la etapa más duradera, en la que se calman los estímulos iniciales y aparecen las emociones más profundas, la fidelidad (o infidelidad) y la amistad entre los miembros de la pareja. En esta fase, la revolución hormonal ya no se produce, aunque algunas hormonas como las oxitocina y la serotonina siguen jugando un papel clave en la convivencia feliz de una pareja.

Los Ingredientes Bioquímicos Del Amor

Dopamina: neurotransmisor asociado al placer y al refuerzo de la experiencias positivas. Incrementa la frecuencia cardiaca y la presión arterial.
Feniletilamina: anfetamina natural con efectos estimuladores. Se ha planteado cierta asociación entre la feniletilamina y el sentimiento del amor tras la teoría propuesta en la década de 1980 por los médicos Donald F. Klein y Michael R. Liebowitz, del Instituto Psiquiátrico del Estado de Nueva York (Estados Unidos), quienes postularon que su producción en el cerebro puede desencadenarse por eventos tan simples como un intercambio de miradas, un roce o un apretón de manos, sugiriendo además que el cerebro de una persona enamorada contiene grandes cantidades de feniletilamina y que esta sustancia podría ser la responsable, en gran medida, de las sensaciones y modificaciones fisiológicas que experimentamos cuando ocurre el enamoramiento, tales como vigilia, excitación, taquicardia, enrojecimiento e insomnio.
Serotonina: neurotransmisor que controla impulsos, pasiones indomables y comportamiento obsesivo. Inhibe la ira y la agresividad y juega un papel clave en el control de la temperatura corporal, el humor, el sueño o el apetito, directamente relacionados con los síntomas de depresión.
Norepinefrina: neurotransmisor que induce euforia en el cerebro, excitando al cuerpo como adrenalina natural.
Oxitocina: hormona que refuerza nuestra habilidad para unirnos a otros, dado que ambos géneros liberan esta hormona cuando se tocan y se abrazan, teniendo lugar un aumento máximo del nivel de oxitocina durante el orgasmo.
Vasopresina: asociada a la monogamia y la fidelidad.
Endorfinas: compuestos bioquímicos que potencian nuestro sistema inmunitario, bloquean la lesión de los vasos sanguíneos, tienen propiedades anti-estrés y anti-envejecimiento, alivian el dolor y también ayudan a mejorar la memoria.
Feromonas: sustancias químicas que se perciben por el olfato. Un órgano situado en la cavidad nasal, llamado Órgano Vomeronasal (OVN), es el encargado de captar las feromonas del ambiente. Está conectado por terminaciones nerviosas al hipotálamo, que se encarga de trasformar esa información en sensaciones de atracción o pulsiones sexuales. Este proceso que se crea entre el órgano vomeronasal y el hipotálamo es el responsable de algunas emociones muy diferentes, como el miedo o como el deseo sexual.

0 comentarios:

Sex Shop Dolce Love

Buscar este blog...

Síguenos

Seguidores

Blogs Amigos

  • PERFECTA A LA MAÑANA SIGUIENTE - Uno de los momentos más incómodos al principio de la relación, es la primera “mañana después”. Le hayas conocido la noche anterior, o en el trabajo, o en...
    Hace 3 años

Sobre Mi

Mi foto
Beguan Distribuciones SLU
Ver todo mi perfil
Con la tecnología de Blogger.