miércoles, 17 de octubre de 2012

El Síndrome De Los Ovarios Poliquísticos

Conocido por las siglas SOP y también como Síndrome de Stein-Leventhal, es un trastorno de tipo hormonal, que suele darse de forma más común en mujeres en edad fértil. Las mujeres que lo sufren pueden tener oligoovulación o anovulación, exceso de hormonas masculinas (andrógenos), y quistes en los ovarios.

Este tipo de trastorno es causante de problemas de fertilidad, ciclos menstruales irregulares y dolores abdominales intensos, además de otros problemas como riesgos de hemorragias internas.

¿Cuáles son las causas de los ovarios poliquísticos?

Las alteraciones hormonales suelen ser las causas más comunes. Los estrógenos la progesterona intervienen en el funcionamiento del óvulo, sobre todo en la liberación de los mismos. Y los andrógenos, u hormona masculina, desequilibran esta actividad, aunque suelen encontrarse en pequeñas cantidades en el organismo femenino. Cuando se provocan alteraciones en los niveles de hormonas, comienzan las dificultades a la hora de liberar el óvulo. Los ovocitos se encuentran totalmente maduros dentro de las gónadas femeninas, pero
no pueden salir. Lo normal es que en cada ciclo menstrual se liberara al menos un óvulo durante la ovulación. Sin embargo, al no liberarse por estos problemas hormonales se quedan dentro del ovario y se enquistan. Poco a poco, los quistes se van acumulando y formando lo que se conoce como ovario poliquístico.
Este síndrome suele tener un carácter hereditario y suele aparecer cuando se inicia la adolescencia, en las primeras veces que baja l periodo. Se diagnostica sobre todo en mujeres fértiles de entre 20 y 30 años de edad, y a menudo son la causa de muchos casos de infertilidad.

¿Cuáles son los principales síntomas del SOP?

Los primeros síntomas comienzan a sospecharse cuando aparecen cambios en el ciclo menstrual. A veces, las alteraciones provocan ausencias de periodos menstruales, a pesar de haber tenido reglas normales y regulares anteriormente. También este síndrome es responsable de la irregularidad en el ciclo de algunas mujeres, tanto en la duración del ciclo, como en la abundancia de la hemorragia menstrual.
Además, normalmente existe un exceso de hormonas masculinas, y eso provoca que se desarrollen caracteres secundarios propios masculinos. A esto se le denomina “virilización”, y los signos de la misma son factores como vello en zonas propiamente masculinas como el pecho, el abdomen o la cara, , pechos pequeños, un clítoris demasiado grande (similar a un micropene), voz grave, caída del cabello con patrones de calvicie masculina, y alteraciones en la piel, como por ejemplo acné.

¿Cómo se diagnostica un Síndrome de Ovarios Poliquísticos?

Si no hay sospecha inicial, un ovario poliquístico puede detectarse en una ecografía abdominal, en una consulta ginecológica por ejemplo. Lo normal es que el médico que examina el abdomen note que los ovarios están inflamados, y el clítoris también.
Además se pueden pedir analíticas donde examinar el nivel de hormonas para así detectar si hay alguna alteración de los andrógenos, u otra enfermedad relacionada con el Síndrome de ovario Poliquístico: diabetes, Colesterol, Hipertensión, obesidad, etc. Todas ellas suelen hacer propensa a la mujer de que sus ovarios se vuelvan poliquísticos.
En cuanto a exámenes radiológicos, se suelen realizar ecografías vaginales o abdominales, y a veces, hay que recurrir a la cirugía, normalmente laparoscópica, para asegurarse del diagnóstico.

¿Existe un tratamiento para curarlo?

Para prevenirlos, hay que intentar mantener un peso saludable, ya que la obesidad, o enfermedades relacionadas con el aumento de peso, como la diabetes, influyen en la aparición de este síndrome.
Una vez diagnosticado, los médicos suelen recetar anticonceptivos hormonales, para evitar la ovulación y la maduración de óvulos, para evitar de esa manera la formación de quistes.
Otros medicamentos hormonales que se suelen recomendar para paliar este problema son: hormona liberadora de HLHL, Citrato de clomifeno, espironolactona o flutamida, o crema eflomitina.
Para eliminar el exceso de vello el médico suele recomendar láser o electrólisis.
En casos graves incluso se recomienda la extirpación parcial del ovario para solucionar problemas de fertilidad, o total, cuando ya no hay mucha solución.
Existen también estudios que demuestran que las mujeres con Síndrome de Ovarios poliquísticos son más propensas a sufrir cáncer de mama o de endometrio.
Es muy importante contactar con un ginecólogo ante el menor síntoma para empezar a tratarlo cuanto antes y así evitar, sobre todo, problemas de esterilidad.

0 comentarios:

Sex Shop Dolce Love

Buscar este blog...

Síguenos

Seguidores

Blogs Amigos

  • PERFECTA A LA MAÑANA SIGUIENTE - Uno de los momentos más incómodos al principio de la relación, es la primera “mañana después”. Le hayas conocido la noche anterior, o en el trabajo, o en...
    Hace 3 años

Sobre Mi

Mi foto
Beguan Distribuciones SLU
Ver todo mi perfil
Con la tecnología de Blogger.