miércoles, 14 de noviembre de 2012

Fimosis

La fimosis es una de esas anomalías a las que se enfrentan muchos hombres, que de no ser tratada merma la función fisiológica y sexual del pene. Un hombre tiene fimosis cuando el prepucio desarrolla un anillo fibroso que provoca la incapacidad de éste para retraerse y dejar el glande al aire. Una estrechez del prepucio que impide que se descubra el glande. Esto causa problemas a la hora de asear este miembro masculino, y a la hora de mantener relaciones sexuales. La mayoría de las veces, la fimosis provoca una infección en los tejidos que se esconde bajo el prepucio que no se puede retraer.
La fimosis es una especia de “malformación” que se genera ya desde la gestación. El prepucio se desarrolla durante el embarazo como una capa que rodea el glande. Cuando el niño nace, el prepucio cubre completamente el glande y está pegado a su epitelio. Durante los cinco primeros años de vida, ese prepucio se debe ir despegando por la acción de pequeñas erecciones intermitentes. El problema aparece cuando esto no ocurre, y y el pene sigue desarrollándose sin que el prepucio se despegue del glande.
Para saber si existe fimosis o no, no basta con esperar que el prepucio pueda retraerse durante una erección. Algunos penes necesitan una ayuda manual para que esto ocurra. Sin embargo, si el prepucio puede retraerse manualmente, no es una fimosis. Estamos ante un caso de fimosis cuando el prepucio no puede retraerse de ninguna de las maneras.

Tipos de fimosis.

Hay varios tipos de fimosis dependiendo del grado de afectación y de gravedad de la misma, así como del grado de impedimento que provoca. De esa manera, se pueden diagnosticar tres tipos de fimosis diferentes:
  • Fimosis Puntiforme: es la que presenta un orificio prepucial con un diámetro mínimo, que casi ni se aprecia. Sin embargo, la piel circundante es de aspecto y grosor normal.
  • Fimosis cicatricial o anular no retraible: Aquí la piel circundante no tiene aspecto normal, sino que se presenta indurada y engrosada, normalmente causada por balanopostitis previa.
  • Fimosis anular: son el resto de casos de fimosis, que no encajan ni en un caso ni en el otro de los anteriores. Por estrechez otro motivo, el prepucio no se retrae.

¿Cuáles son las causas más frecuentes de la fimosis?

Casi todos los médicos piensan que el origen de la mayor parte de los casos de fimosis, es congénito. Sin embargo, también se manejan otras posibles causas como por ejemplo acciones poco apropiadas como retraer forzosamente el prepucio de los bebés ya que aún no lo tienen despegado y pueden causarle lesiones que provoquen una fimosis posterior en un niño que no debía tenerla. Este tipo de acciones provocan que se creen anillos fibrosos y adherencias.
En adultos también puede aparecer una fimosis tardía por balanopostitis crónicas, consecuencias de la diabetes, o traumatismos sobre el pene.

Consecuencias y complicaciones de la fimosis.

  • Coito doloroso.
  • Balanitis.
  • Infecciones de orina.
  • Problemas en la micción.
  • Adherencias balanoprepuciales.
  • Cáncer de pene.
  • Parafimosis.

¿Cuál es el tratamiento ante la fimosis?

No es una anomalía grave, y de hecho es muy frecuente y se suele detectar en el paso hacia la adolescencia, cuando las erecciones se vuelven más frecuentes y más firmes. Al menos un tres por ciento de los adolescentes presentan este problema.
El tratamiento más habitual es la circuncisión médica mediante cirugía. Normalmente la lleva a cabo un urólogo (especialista que trata las enfermedades de aparato reproductor y excretor masculino), que con material quirúgico y en condiciones de asepsia, separa las adherencias que impiden al prepucio retraerse, o también puede estar indicada una prepucioplastia, adecuada para algunos casos especiales de fimosis.
No suele operarse a niños muy pequeños, porque a veces el caso de fimosis no es tal, y con el desarrollo propio, y a veces con la masturbación, se soluciona la falta de retracción del pene. Los casos de fimosis por inflación del glande o del prepucio suelen ser tratados con corticoides, y con antibióticos si existe infección. No siempre es necesaria la circuncisión quirúrgica.

0 comentarios:

Sex Shop Dolce Love

Buscar este blog...

Síguenos

Seguidores

Blogs Amigos

  • PERFECTA A LA MAÑANA SIGUIENTE - Uno de los momentos más incómodos al principio de la relación, es la primera “mañana después”. Le hayas conocido la noche anterior, o en el trabajo, o en...
    Hace 3 años

Sobre Mi

Mi foto
Beguan Distribuciones SLU
Ver todo mi perfil
Con la tecnología de Blogger.