lunes, 3 de junio de 2013

La Infertilidad Masculina, Principales Causa

En el artículo anterior tratábamos el problema y las causas de la infertilidad femenina, cuando la incapacidad de concebir radica en la mujer. Hoy nos ocuparemos de analizar las causas de la infertilidad masculina, cuando el problema está en ellos.
Cuando una pareja lleva más de un año buscando un bebé y no lo consigue puede que estén entre el 10% de parejas que tienen problemas de infertilidad en España. Antes los estudios médicos se centraban principalmente en el tratamiento de la mujer, pero últimamente los datos apuntan a que aproximadamente el 20% de estos casos de infertilidad de la pareja se deben exclusivamente a un problema en el hombre, y otro 30% de los casos a una combinación de factores masculino y femenino. Por lo tanto, podemos asegurar que la infertilidad masculina interviene en aproximadamente la mitad de los casos de infertilidad de la pareja (el 50% restante tendrá su causa en la mujer).


La infertilidad masculina está principalmente relacionada con la calidad, el número y la actividad de los espermatozoides. Un hombre no tiene problemas para concebir cuando la cantidad supera los 39 millones de espermatozoides en el eyaculado y cuando al menos el 32% tiene un movimiento progresivo. Cuando se tienen cantidades menores la probabilidad de embarazo desciende considerablemente.
Hay que tener en cuenta que la función reproductiva del hombre depende de la capacidad de erección y eyaculación y luego de la producción de espermatozoides; si una de estas circunstancias no se da se reducen las probabilidades de poder tener hijos.
Las principales causas de infertilidad masculina serían:
  • Impotencia eréctil, ausencia de eyaculación: Los problemas graves de la erección, la eyaculación muy rápida o muy retrasada y otros problemas en la eyaculación (eyaculación hacia la vejiga urinaria “eyaculación retrógrada” más frecuente en diabéticos o ausencia de eyaculación) también pueden impedir el depósito adecuado de los espermatozoides en la vagina.
  • Alteraciones de la producción del semen: Hay dos principales alteraciones la oligozoospermia que significa que hay pocos números de espermatozoides o la azoospermia que significa los testículos no producen esperma. Las causas de estas dos alteraciones pueden ser muchas: problemas en las glándulas como el hipotálamo o la hipófisis, que regulan la formación de los espermatozoides, alteraciones genéticas, o problemas en los testículos como que no se hayan desarrollado correctamente, falta de descenso a la bolsa (criptorquidia, testículo en ascensor, traumatismos, inflamaciones de transmisión sexual o no, tumores, exposición a productos tóxicos, quimioterapia y radioterapia, varicocele, etc.). Los espermatozoides también pueden estar ausentes o muy disminuidos en el semen por obstrucciones en la vía por donde transcurren en su trayecto desde los testículos hasta la uretra por diferentes causas: ausencia de parte de los conductos (asociado frecuentemente al gen de la fibrosis quística), inflamaciones, tumores, traumatismos, lesiones quirúrgicas involuntarias, vasectomía, etc.
  • Problemas en la calidad del esperma: Otros de problemas que encontramos en el esperma es por ejemplo que los espermatozoides presenten anomalías en su movimiento (astenozoospermia), en su forma (teratozoospermia) o en su vitalidad (necrozoospermia). Las razones que pueden provocar estas alteraciones son: infecciones, presencia de anticuerpos (elementos que actúan en contra de los espermatozoides), alteraciones en el número de cromosomas, fragmentación del ADN (material genético contenido en la cabeza del espermatozoide), fenómenos de oxidación, o dilatación anómala de las venas que salen del testículo.
Hay muchas otras causas que pueden afectar al número y a la calidad de los espermatozoides. Entre ellas cabe citar enfermedades importantes como la diabetes, las alteraciones del tiroides, la insuficiencia renal y hepática, así como la toma de determinados fármacos.
Los espermatozoides son muy sensibles hay muchos factores que pueden afectar a la infertilidad masculina, pero algunos de esos factores se pueden evitar.

Factores evitables

Pero también existen otras causas externas que pueden disminuir la calidad del semen, y que el hombre puede evitar, como los malos hábitos alimentarios, el consumo de alcohol, el tabaco, las drogas y el estrés.
La obesidad, el sobrepeso y una dieta poco equilibrada están relacionados con una menor producción de espermatozoides. Una dieta pobre en antioxidantes actúa negativamente sobre el ADN espermático. El consumo excesivo de bebidas alcohólicas y el tabaco multiplica los efectos negativos sobre el sistema reproductor masculino.
Por otro lado las situaciones muy traumáticas y puntuales de estrés disminuye la calidad de los espermatozoides. En las parejas sometidas a técnicas de reproducción asistida pueden estar afectadas por una gran carga de ansiedad y estrés, por lo tanto es importante tomarse el tratamiento con calma y en algunos casos es positivo ir a un especialista que pueda ofrecer una ayuda extra con terapia.

0 comentarios:

Sex Shop Dolce Love

Buscar este blog...

Síguenos

Seguidores

Blogs Amigos

  • PERFECTA A LA MAÑANA SIGUIENTE - Uno de los momentos más incómodos al principio de la relación, es la primera “mañana después”. Le hayas conocido la noche anterior, o en el trabajo, o en...
    Hace 3 años

Sobre Mi

Mi foto
Beguan Distribuciones SLU
Ver todo mi perfil
Con la tecnología de Blogger.