lunes, 10 de junio de 2013

Una Infección Muy Incómoda La Cistitis

¿Has sufrido alguna vez quemazón al orinar, picores, mal olor, dolor durante las relaciones sexuales? Entonces has sufrido lo que se conoce como cistitis.
Una infección de orina provocada por microorganismos que se cuelan en nuestro sistema urinario y que afecta sobre todo a las mujeres.
Casi todas las mujeres en algún momento de su vida han padecido esta molesta infección. Dos de cada cien personas padecen esta inflamación en la vejiga y las vías urinarias, puede resultar muy incómoda. Conocer en qué consiste y cuáles son sus síntomas, te ayudará a prevenirla y a evitar el problema antes de que la infección vaya a mayores. ¿Quieres saber todo sobre esta infección más común de lo que pensamos?

¿Qué es?

La cistitis es una infección en el tracto urinario que se produce por la penetración de bacterias a la uretra o vejiga provocando la irritación e inflamación de estas zonas. En el momento en el que alguna bacteria consigue entrar en el tracto urinario la capacidad de reproducirse es muy alto provocando así la infección. La cistitis es más frecuente entre las mujeres por la anatomía de su sistema, con un conducto de comunicación entre la vejiga y el exterior más corto y recto y un reducido entre la uretra y el ano. En los hombres, afecta especialmente a los ancianos debido al agrandamiento de la próstata. La obstrucción del flujo de orina por este motivo impide el vaciado total de la vejiga, por lo que ésta es más susceptible de infectarse.
Puede producirse por dos vías diferentes: por el extremo inferior de las vías urinarias (abertura en la punta del pene o de la uretra, según se trate de un hombre o de una mujer), que es el caso más frecuente; o bien a través del flujo sanguíneo, en cuyo caso la infección afecta directamente a los riñones.

Causas

La bacteria Escherichia Coli suele ser la causante habitual de la mayor parte de las cistitis (de más del 90%). Se suele alojar en el tracto gastrointestinal y si bien resultan inofensivas para los intestinos, al introducirse al aparato urinario, originan esta enfermedad con el agravante de que si no se coge a tiempo puede llegar a los riñones.
La causa más frecuente en los varones, es una infección bacteriana persistente en la próstata. Las mujeres contraen con frecuencia infecciones de la vejiga después de una relación sexual, probablemente porque la uretra ha sufrido contusiones durante la misma. En casos muy particulares, las infecciones repetidas de la vejiga en las mujeres son originadas por una conexión anómala entre ésta y la vagina

Síntomas

Los síntomas más comunes son las ganas de orinar frecuentemente. Picazón a la hora de ir al baño, enrojecimiento y picor en la vagina, dolor al tener relaciones sexuales, color turbio o anormal en la orina. Cuando la infección es más severa puede producir un dolor fuerte cuando orinas, que el dolor se refleje en el costado porque la infección suba al riñón e incluso puede aparecer sangre en la orina. También pueda aparecer fiebre al tratarse de una infección.

Diagnóstico

Las pruebas y análisis que deberás hacerte dependerá de la zona donde se encuentre la infección. Algunas de las pruebas generales para ver si padeces cistitis son:
  • Un examen físico en el que el médico examina la zona abdominal y pélvica para ver las zonas inflamadas y enrojecidas.
  • Un análisis de orina y un cultivo para ver cuál es la bacteria o el agente infeccioso que se ha colado en nuestro tracto urinario.
  • Realizar una cistoscopia para observar directamente el estado de la uretra y la vejiga.
  • Ecografía abdominal, que es un estudio indoloro del abdomen que se realiza mediante ultrasonidos que forman una imagen en un monitor.
  • Una radiografía del riñón, para la cual hay que inyectar previamente una sustancia que creará un contraste y el riñón podrá ser observado con facilidad.

Tratamiento

Las infecciones del aparato urinario se tratan con antibióticos, si están causadas por bacterias, o con antivirales (como el Aciclovir) si están causadas por virus. Para contrarrestar los síntomas de la manera más eficaz el médico debe realizar las pruebas que hemos comentado anteriormente para averiguar qué tipo de bacteria nos afecta para elegir el fármaco más efectivo contra el tipo de microorganismo que está produciendo la infección. Los antibióticos más usados son el Trimetoprim, la Amoxicilina y la Ampicilina. Un análisis posterior ayuda a confirmar que el tracto urinario está libre de gérmenes. Los pacientes con infecciones de riñón graves tienen que ser hospitalizados hasta que puedan tomar fluidos y fármacos por su cuenta.
Beber grandes cantidades de agua siempre ayuda a limpiar de bacterias, además es recomendable dejar de fumar, tomar café, el alcohol y no tomar comidas especiadas mientras dure la infección.

0 comentarios:

Sex Shop Dolce Love

Buscar este blog...

Síguenos

Seguidores

Blogs Amigos

  • PERFECTA A LA MAÑANA SIGUIENTE - Uno de los momentos más incómodos al principio de la relación, es la primera “mañana después”. Le hayas conocido la noche anterior, o en el trabajo, o en...
    Hace 3 años

Sobre Mi

Mi foto
Beguan Distribuciones SLU
Ver todo mi perfil
Con la tecnología de Blogger.