miércoles, 2 de octubre de 2013

Trucos Naturales Para Quedarte Embarazada

Si estás pensando en tener un hijo, llevas tiempo intentando quedarte embarazada o te lo planteas para un futuro próximo, te vendrán bien estos consejos para preparar tu cuerpo y conseguir tu objetivo de ser madre.
  • Vigila tu peso. Tanto la extrema delgadez como el sobrepeso pueden influir en tu fertilidad y desequilibrar tu proceso de ovulación.
  • Conoce tu cuerpo. Debes saber los días exactos de tu ciclo de menstruación en los que ovulas, y concentrar ahí tus “esfuerzos” junto a tu pareja. Para averiguar cuándo ovulas puedes utilizar diferentes métodos naturales y también recurrir a los nuevos productos de venta en farmacia y que resultan muy precisos. Si sufres de periodos irregulares, acude a tu médico para que te ayude a identificar la ovulación.
  • Haz ejercicio moderado. Además de aliviar tensiones y reducir el estrés, una buena forma física mejorará, por ejemplo, tus niveles de glucosa en sangre y te ayudará a combatir los problemas de infertilidad.
  • Apúntate a la vida saludable. Evita todas las sustancias nocivas como el tabaco, el alcohol y las drogas y reduce el consumo excesivo de café y de otras sustancias excitantes. Esto también es aplicable, por supuesto, a tu pareja: diversos estudios demuestran que beber alcohol diariamente puede reducir los niveles de testosterona y el recuento de esperma, y aumentar el número de esperma anormal. El tabaco y las drogas también pueden afectar a la cantidad y calidad de esperma. En cuanto a la cafeína, los especialistas en general coinciden en que el consumo bajo o moderado (menos de 300 mg por día, dos tazas de café de 250 ml) no supone un obstáculo para quedarte embarazada. Pero si estás teniendo problemas o estás en un tratamiento de fecundación, puede ser beneficioso que suprimas la cafeína de tu dieta.
  • Relájate. Tan solo necesitas un ratito cada día para pararte a pensar en ti misma, desconectar de los problemas y sentirte en armonía con el entorno. Puedes apuntarte a clases de yoga, pilates o meditación para lograr este estado de plenitud.
  • Aleja la ansiedad. No hay nada peor que obsesionarte y estar constantemente pensando en lo mismo. Seguramente te habrán contado más de un caso de parejas que consiguieron quedarse embarazadas justo cuando lo habían dado por perdido o habían hecho un paréntesis en el proceso. Ante todo, disfruta de tu pareja y de tu vida sexual, y no pierdas el norte respecto a lo importante: quedarte embarazada es algo que debe darte felicidad, no provocarte angustia.
  • No dejes pasar demasiados días entre una relación sexual y otra, ya que tu pareja podría acumular esperma muerto y no podrá fecundar el óvulo.
  • Hazte análisis de sangre. Cuando decidas ser madre, te conviene realizar un análisis de sangre para detectar cualquier problema o carencia de minerales y vitaminas. De este modo, podrás tomar los suplementos que necesite tu cuerpo para ese aporte vitamínico extra. En cualquier caso, los suplementos de ácido fólico –junto a una dieta rica en este componente- son esenciales tanto antes como durante los primeros meses de embarazo para la correcta formación de la espina bífida del bebé. Tú y tu pareja debéis tomar también cantidades suficientes de nutrientes clave como el zinc, el calcio y las vitaminas C y D, que ayudan a crear espermatozoides abundantes, fuertes y activos.
  • Evita los baños muy calientes o demasiado prolongados y las saunas. El agua muy caliente puede afectar a tu fertilidad y sobre todo a la del varón. El calor mata el esperma, ya que los testículos funcionan mejor en 94 y 96 grados Fahrenheit, un par de grados por debajo de la temperatura normal del cuerpo.
  • Después de mantener la relación sexual, es recomendable que permanezcas en posición horizontal para aumentar las posibilidades de que el espermatozoide alcance y fertilice el óvulo. No es algo que esté completamente demostrado científicamente en el caso de las relaciones sexuales naturales (sí en el caso de la fecundación artificial), pero no perderás nada por intentarlo.
  • Tanto tú como tu pareja debéis pensar que esto es una carrera de fondo y, cuanto más tiempo llevéis intentándolo, más preparados estaréis para la meta final.
  • Solo cuando lleves un año intentándolo sin resultados deberás empezar a preocuparte. Los plazos dependen además de la edad y de tus condiciones físicas. Si tienes más de 35 años, es aconsejable que acudas a un especialista porque el proceso se puede alargar más de lo esperado.
  • Sobre todo, busca un ginecólogo que te aporte confianza y que te guíe durante todo el proceso de gestación.

0 comentarios:

Sex Shop Dolce Love

Buscar este blog...

Síguenos

Seguidores

Blogs Amigos

  • PERFECTA A LA MAÑANA SIGUIENTE - Uno de los momentos más incómodos al principio de la relación, es la primera “mañana después”. Le hayas conocido la noche anterior, o en el trabajo, o en...
    Hace 3 años

Sobre Mi

Mi foto
Beguan Distribuciones SLU
Ver todo mi perfil
Con la tecnología de Blogger.