lunes, 22 de abril de 2013

Priapismo, la erección no deseada


Mientras algunos sufren porque padecen disfunciones relacionadas con el mecanismo de erección que les impiden culminar el coito con penetración, otros sufren el problema casi contrario, no con menos sufrimiento. El priapismo es un trastorno consistente en el mantenimiento de una erección continua que además se presenta dolorosa y que no siempre se produce como una respuesta sexual adecuada al deseo existente.
Evidentemente, la no existencia de una erección es un problema, pero en según que momentos, la presentación de una erección indeseada tampoco es cómoda. Además, los que padecen priapismo, sufren fuertes dolores en el momento de la erección, con lo cual, tampoco es una erección placentera ni mucho menos.

Priapismo, el curioso nombre de un trastorno

El término etimológico Priapismo procede del vocablo griego Príapo, una de sus deidades. El Dios heleno Príapo era un dios menor de la fertilidad de los seres vivos. Era venerado como protector de la fecundidad, y casi siempre era representado por una figura donde un falo erecto era la parte más destacada de su cuerpo.
El falo de Príapo era de unas medidas totalmente desproporcionadas, y se representaba siempre en erección, por eso la ciencia tomço prestado su nombre para denominar al trastorno que nos ocupa hoy, el priapismo, que precisamente consiste en eso, en una erección mantenida.
Aunque fue un dios menor, se tuvo muy en cuenta en la vida de los helenos, e incluso se han podido recoger representaciones artísticas como el fresco encontrado en Pompeya, concretamente en La Casa de los Vettii.

¿Cuáles son las causas de este trastorno sexual?

El origen de este extraño e incómodo trastorno es aún desconocido aunque se sospecha que tiene un origen neurológico. En muchos casos aparece vinculado a un problema en la médula espinal, que afecta al reflejo eréctil. En otras ocasiones va asociado a algunos tipos de leucemia, aunque aún se desconoce la relación. Y en los casos más sencillos, suele ir acompañada de una inflamación de uretra.

¿Cómo funciona la erección en el priapismo?

En una erección normal los cuerpos cavernosos se llenan de sangre. Los tejidos musculares mantienen una cantidad determinada de sangre dentro de los mismos, pero dejándola circular y renovarse mientras dura el proceso. Sin embargo, en el priapismo, la sangre, por algún motivo, no sale fuera de los cuerpos cavernosos, ni hace la que erección no pueda desaparecer y cuando lo hace lo haga con dificultad y durante un periodo de tiempo relativamente largo.
Además una erección normal aparece vinculada a un estímulo sexual, y suele desaparecer cuando éste se desvanece. Sin embargo, cuando se presenta el trastorno del priapismo, esta erección no siempre aparece vinculada a la excitación sexual, y aunque así sea y así lo haga, cuando ésta desaparece, la erección permanece durante más tiempo.

Tipos de Priapismo

Dependiendo del origen o de su causa, existe más de un tipo de priapismo:
El Priapismo Primario, también denominado Priopismo idiopático suele ser el más común, y representa hasta el 60% de los casos. Suele aparecer sin motivo aparente, y médicamente se desconocen sus causas.
El Priapismo secundario es el que aparece relacionado con algún motivo médico, por ejemplo de carácter nervioso o locomotor. En este tipo de priapismo influyen problemas como los trastornos psíquicos, algunos tipos de trastornos nerviosos, patologías traumáticas e incluso la ingesta de sustancias como el alcohol, o de medicamentos como los corticoides.
Además existen otras causas médicas que lo propician como traumatismos y golpes en el pene, problemas circulatorios, problemas urinarios, tumores del aparato reproductor o del aparato urinario, así como problemas de próstata. Puede presentarse a cualquier edad, aunque el priapismo primario suele presentarse en personas adultas, y el secundario es más común en todas las edades, incluida la franja de la infancia.

¿Existe tratamiento para el Priapismo?

En el de carácter secundario es mucho más sencillo encontrar una solución, pues normalmente va asociado a alguna causa conocida.

Los tratamientos para el priapismo primario van encaminados a descongestionar el pene en la medida de lo posible, aliviar el dolor con analgésicos e intentar buscar causas de origen psicológico que puedan causarlo. También existen técnicas como el masaje prostático, aplicación de frío e incluso tratamientos hormonales con la aplicación de estrógenos entre otros fármacos.

0 comentarios:

Sex Shop Dolce Love

Buscar este blog...

Síguenos

Seguidores

Blogs Amigos

  • PERFECTA A LA MAÑANA SIGUIENTE - Uno de los momentos más incómodos al principio de la relación, es la primera “mañana después”. Le hayas conocido la noche anterior, o en el trabajo, o en...
    Hace 3 años

Sobre Mi

Mi foto
Beguan Distribuciones SLU
Ver todo mi perfil
Con la tecnología de Blogger.