sábado, 19 de mayo de 2012

DIABETES Y SEXUALIDAD

Que la diabetes es una enfermedad que condiciona la vida de quien la padece, no es un secreto para nadie. Es más, afecta a muchos procesos orgánicos, algunos tan insospechados como pueden ser los procesos sexuales.

La sexualidad de un diabético, y las relaciones afectivo-sexuales, se ven muy condicionados por el modo de vida que debe llevar un diabético. El hecho de tomar la medicación o inyectarla en unos horarios determinados, llevar una dieta estricta, etc, hace que la persona que esté con ellos esté obligada a depender de ese modo de vida en cierta manera.

Pero esto no es lo más grave en cuanto a lo que la diabetes afecta a la sexualidad. Los verdaderos efectos de la enfermedad se producen por los trastornos que provoca sobre el organismo, sobre todo sobre el sistema nervioso y el sistema circulatorio.

La diabetes afecta más a la sexualidad del hombre que a la sexualidad de la mujer.

La mujer diabética y su sexualidad

La vida sexual de la mujer diabética no se ve tan afectada por la enfermedad como la del hombre diabético, que sufre más efectos secundarios importantes en su sexualidad. Para ellas, los efectos dependen de si sufre diabetes de tipo 1 o de tipo 2. La diabetes de tipo 2 se presenta en mujeres de más edad. En ellas es normal que disminuya la lubricación y elasticidad de la vagina, pero además, con la diabetes y la falta de control glucémico, este tipo de problemas se agravan. La diabética de tipo 1, normalmente no presenta efectos secundarios en su sexualidad. Sin embargo, cierto es que en algún momento de su vida pueden presentar ciertos síntomas parecidos a los de las diabéticas de tipo dos. Entre las consecuencias más comunes de la diabetes sobre las mujeres que la sufre, encontramos.

  • Falta de lubricación: La hiperglucemia descontrolada, continúa o frecuente, puede alterar el funcionamiento de las glándulas de Bartholin y Skene, que son unas.
  • glándulas situadas en la vulva, responsables de la lubricación vaginal. Sobre todo en mujeres con diabetes 2, puede ser un incómodo problema, aunque con fácil slución: el uso de lubricantes de base acuosa, será suficiente para evitar las molestias durante el coito.
  • Falta de deseo sexual: es algo típico en mujeres diabéticas, y también en hombres. La hiperglucemia provoca cansancio. Y quizás ese estado de fatiga es el que propicia el bajo deseo sexual.
  • Infecciones vaginales: sobre todo provocadas por hongos. Esto es debido a que un alto nivel de azúcar en sangre sirve como alimento para que los hongos se propaguen a su antojo. Por eso, especialmente las mujeres diabéticas de tipo dos, o las que aún no tienen controlada su hiperglucemia, son propensas a este tipo de infecciones.

El hombre diabético y su sexualidad

Desgraciadamente, a los hombres la diabetes les complica la vida sexual en un grado más alto que a las mujeres. Esto es así, porque la principal consecuencia de padecerla, es que a ella van asociados muchos casos de disfunción eréctil. Esto empeora considerablemente las posibilidades de mantener relaciones sexuales, y en algunas ocasiones las imposibilita.

Según algunos estudios, los efectos negativos que la diabetes provoca en el sistema circulatorio, van provocando, a largo plazo, una pérdida de la capacidad eréctil. Casi un 50% de los enfermos de diabetes, presentan disfunción eréctil a los 10 años del diagnóstico.

La diabetes sin controlar, sobre todo la hiperglucemia, debilita la circulación de los pequeños vasos sanguíneos y la ralentiza, dificultando de esa manera la erección. Además, la falta de riego hacia los cuerpos cavernosos, puede provocar a la larga un deterioro de los nervios responsables de la respuesta sexual. Este problema puede solucionarse temporalmente con medicación, como Viagra, pero siempre prescrita por un especialista.

Otro tipo de precauciones para diabéticos y diabéticas

La falta de deseo está asociada sobre todo a los casos de hipoglucemia. El cuerpo no tiene suficiente energía como para afrontar una relación sexual, por eso responde con una notable bajada en la libido. En casos graves de hipoglucemia, podría sufrirse incluso un desmayo durante el coito.

En cuanto a la disfunción eréctil, es importante cuidar la salud al máximo desde que se conoce el diagnóstico. Los efectos negativos aparecen por los daños ocasionados por la falta de control glucémico. Es importante seguir los tratamientos a rajatabla y mantener bajo control las subidas y bajadas de azúcar. Solamente de esa manera, se puede disfrutar de una calidad de vida sexual a pesar de sufrir diabetes.

0 comentarios:

Buscar este blog...

Cargando...

Síguenos

Seguidores

Blogs Amigos

  • ¿Eres sexualmente sano? - Dicen que el 4 de septiembre es el Día Mundial de la Salud Sexual, un día que no se celebra en el mundo entero sino solo en 27 países del mundo. Pero ahí ...
    Hace 1 mes

Sobre Mi

Mi foto
Beguan Distribuciones SLU
Ver todo mi perfil
Con la tecnología de Blogger.