miércoles, 30 de mayo de 2012

PLANIFICA Y PREPARA TU EMBARAZO

Antes o después en casi todas las mujeres se despierta el instinto maternal. Si ese es tu caso y estás totalmente decidida a ser madre debes saber que tu cuerpo va a anidar a tu hijo durante nueve meses, y que por ello debes empezar a prepararlo incluso antes de que tu bebé haya sido concebido
.

Deberás cuidar al máximo tu salud, porque tienes una misión muy importante: crear una vida.

Aumenta tu fertilidad, persigue tu sueño

En el mismo momento en que decidas ser madre, deberás de dejar los anticonceptivos.
Si utilizas métodos de barrera como el preservativo o el diafragma, simplemente deberás dejar de utilizarlos y tu fertilidad estará al 100%. Si tomas la píldora o utilizas, parches, anillos o el DIU, en teoría tu fertilidad se recupera de forma inmediata. Sin embargo, con los implantes subdérmicos la cosa cambia, y puede que tardes unos meses en poder ser madre, puesto que pueden tardar varios meses en dejar de hacer efecto.

Visita a tu ginecólogo

Ten en cuenta que tu aparato reproductor debe estar preparado y sano para gestar. Son varias las cuestiones que debes hacerle a tu médico para asegurarte de que no te precipitas en ningún momento, y que una vez que te quedes embarazada todo estará controlado:
  • Descarta infecciones de transmisión sexual. Muchas son silenciosas, pero pueden hacer datos al feto, o incluso malograr un embarazo.
  • Vacúnate de la rubeola si no lo has hecho antes. Esta enfermedad es muy peligrosa cuando se padece durante el embarazo. El bebé puede nacer sordo o ciego. Y al igual que con la rubeola, debes vacunarte de todo aquello contra lo que no lo hayas hecho hasta el momento y pienses que puedes contagiarte durante la época en que se desarrolle tu embarazo: por ejemplo, la gripe.
  • Hazte una revisión ginecológica, para asegurarte de que todo está en orden y que no existe ningún problema de fertilidad, ni ninguna alteración que impida el desarrollo normal de tu gestación. Tu pareja debería hacerse un espermiograma por el mismo motivo.
  • Hazte unos análisis generales para descartar anemias, alteraciones hormonales o cualquier tipo de desequilibrio que pueda afectarte a ti o al bebé durante los meses que dura el proceso.
  • Repasa el historial médico de tu familia para estudiar la posibilidad de problemas y enfermedades genéticas.

La dieta: Uno de los cuidados más importantes

La alimentación es uno de los factores que más influyen en la salud de una persona. Y junto a ella, el peso. Lo ideal es que unos meses antes de quedarte embarazada inicies una dieta saludable y equilibrada, y cojas tu peso ideal. Si estás muy delgada, sufres el riesgo de tener un bebé más pequeño de lo normal. Si por el contrario tienes sobrepeso, puedes sufrir hipertensión y diabetes durante el embarazo.

Para que tu dieta sea equilibrada debe contener:

  • La cantidad suficiente de proteínas. Las proteínas son las responsables del crecimiento celular y son muy importantes durante el embarazo. Son necesarios unos 50-60 gramos de proteínas al día para que el embarazo se desarrolle con normalidad (10 gramos más de lo normal). Tampoco es bueno un exceso de proteínas, porque al metabolizarse generan muchas toxinas perjudiciales.
  • Hidratos de Carbono: son el combustible del cuerpo humano, y si te quedas embarazada necesitarás más energía que nunca. Debes comer legumbres, cereales, arroz, pasta, pan… y evitar azúcares, alcohol, etc. Y sobre todo evitar tomarlos al final del día, porque la energía que no se gasta… se acumula.
  • Grasas: Son importantes para la salud, pero en su medida justa. Unos 40 gramos de ácidos grasos saludables, como los Ácidos Omega, son suficientes, para intervenir en el equilibrio hormonal.
  • Agua y líquidos: es muy importante que estés hidratada. Beber al menos dos litros de agua diarios es muy importante para el buen estado de la sangre, las mucosas y la piel, y de todo el organismo en general.

Cuida tu estilo de vida

  • Aparta los malos vicios. Alcohol y tabaco no tienen cabida en la vida de una embarazada, e incluso de las mujeres que quieren quedarse embarazada. El alcohol “se chupa” todas las reservas de Vitamina B y engorda demasiado, además de generar muchas toxinas. El tabaco por su parte, interviene en el proceso celular y daña el desarrollo de los óvulos y los espermatozoides. Los padres fumadores tienen más riesgo de tener un niño con bajo peso.
  • Descansa lo suficiente. Dormir aproximadamente 8 horas es muy importante. Descansar es darle una tregua al cuerpo para que se recupere y recupere el equilibrio.
  • Elimina de tu rutina productos nocivos para tu salud y la de tu bebé. Cuida los productos de limpieza que pueden resultar incluso venenosos. También debes de tener en cuenta los productos que llevan plomo o mercurio en su composición, que impiden incluso que se produzca la concepción. También es necesario evitar todo tipo de pesticidas, porque son responsables incluso de abortos prematuros y malformaciones en el feto.

Ponte en forma… lo vas a necesitar

Durante el embarazo cogerás mucho peso. Por eso es importante que desde el punto de partida tengas un peso idóneo para tu estatura, porque si coges demasiado peso llevarás un embarazo incómodo, tendrás mucha dificultad para perderlo, y además podría afectar a la salud de tu futuro hijo.
Hacer ejercicio ligero, como natación, caminar, yoga,… te hará sentirte más positiva y más fuerte. Te ayudará también a eliminar el estrés y la tensión de buscar un embarazo y no lograrlo.

Sobre todo, piénsalo bien

El papel de tu pareja es muy importante. Vas a necesitar su ayuda, física y emocional, durante el embarazo y después del parto. Por eso es una decisión que debéis de meditar entre los dos con calma. Tener un hijo es cosa de dos, y te darás cuenta cuando todo empiece.

Ya sabes, cuídate y disfruta de una de las que, seguro, será de las mejores experiencias de vuestras vidas.

0 comentarios:

Sex Shop Dolce Love

Buscar este blog...

Síguenos

Seguidores

Blogs Amigos

  • PERFECTA A LA MAÑANA SIGUIENTE - Uno de los momentos más incómodos al principio de la relación, es la primera “mañana después”. Le hayas conocido la noche anterior, o en el trabajo, o en...
    Hace 3 años

Sobre Mi

Mi foto
Beguan Distribuciones SLU
Ver todo mi perfil
Con la tecnología de Blogger.