miércoles, 20 de junio de 2012

Anticonceptivos definitivos: Vasectomía y ligadura de trompas

Desgraciadamente los anticonceptivos que se utilizan habitualmente tienen un coste relativo bastante alto. Además la vida fértil de una mujer se extiende durante varias décadas, y al de un hombre bastante más. Por eso, cuando se tiene una pareja estable y la total seguridad de no querer tener ningún hijo más, lo más razonable es recurrir a los anticonceptivos definitivos: la vasectomía o la ligadura de trompas.
Sin embargo, para elegir uno de estos métodos hay que estar extremadamente convencidos de la renuncia a la maternidad o a la paternidad, ya que son irreversibles en la gran mayoría de los casos. Una vez efectuada cualquiera de estas cirugías, ya no se podrá volver a lograr un embarazo.

Ligadura de trompas de Falopio

Las Trompas de Falopio son dos conductos que conectan a los ovarios con el útero. A través de ellas, el óvulo viaja desde donde se forma hacia donde se asienta. La ligadura de trompas supone cortar ese paso, para que el óvulo no pueda llegar hasta el útero, ni los espermatozoides hasta al trompa o las inmediaciones del ovario.
El procedimiento para llevar a cabo una ligadura de trompas es quirúrgico, pero muy sencillo. Se hace bajo anestesia general y dura aproximadamente unos 30 minutos. La técnica más utilizada es la laparoscopia, para la que se hacen tres incisiones minúsculas (una para la cámara, otra para el bisturí y otra para el cauterizador). El cirujano introduce por estas pequeñas aberturas los instrumentos necesarios para cauterizar (quemar) o sellar las trompas con un pequeño anillo o pinza.
Esta operación se puede hacer de forma aislada, después de un parto, o durante una cesárea.

Otra técnica menos invasiva, aunque también precise quirófano, se lleva a cabo pasando a través del cuello del útero. El doctor coloca unos “tapones” que obstruyen las trompas, consiguiendo el mismo efecto. (Oclusión de trompas).
Aunque ya existen técnicas que consiguen revertir los efectos de esta intervención (sobre todo la de la Oclusión de Trompas) no es recomendable que se practique si no se está segura de renunciar por completo a la capacidad fértil.
El margen de error de este tratamiento es muy bajo. Solamente 1 de cada 200 mujeres intervenidas, sufren un embarazo no deseado, por lo que el método es bastante fiable.
Durante los tres primeros meses posteriores a la intervención, es necesario utilizar otros métodos, como el preservativo, hasta que, mediante una histerosalpingografía nos confirme la efectividad de la cirugía.
En cuanto al ciclo menstrual, la salpinguectomía no afecta en absoluto al mismo, por lo que la mujer que se la práctica volverá a tener sus ciclos menstruales normales, como cuando no utilizaba ningún anticonceptivo hormonal.
Entre las desventajas de este método, es que pueden darse embarazos extrauterinos, sobre todo en las mismas trompas, si el cierre no está realizado a la perfección. Por el contrario, una de las ventajas más destacadas es que se ha comprobado que las mujeres con las trompas ligadas, tienen menos probabilidades de desarrollar un cáncer de ovarios.

La vasectomía

En la anatomía masculina, los conductos deferentes son unas pequeñas estructuras tubulares que comunican los testículos y los órganos productores de semana, con el exterior. Es el vehículo de “transporte” del esperma en la reproducción.
La vasectomía no es un método a corto plazo, sino que se trata de una esterilización irreversible, por eso solamente es recomendable cuando se está seguro de que nunca más se va a buscar una nueva paternidad. Además hacerla es muy sencillo, pero revertirla es mucho más complicado y también conlleva muy pocas garantías de éxito.
Hacerse una vasectomía es una decisión muy importante, que no debe ser tomada a la ligera. Por lo general, se recomienda a hombres adultos, con una relación estable, y con uno o varios hijos, que tenga muy claro que quiere renunciar a cualquier posibilidad futura de paternidad. No es recomendable hacerla cuando el paciente es joven, porque la vida puede llevarle hacia muchos destinos. Tampoco en hombres solteros, divorciados o viudos, que pueden volver a emparejarse y querer ser padres.
Por el contrario está recomendado cuando padre o madre son portadores de patologías genéticas, o cuando el embarazo de la madre puede ser un peligro para la misma.
La intervención es muy sencilla, se lleva a cabo con anestesia local en la zona del escroto. Hay varias formas de realizarla. La quirúrgica, se lleva haciendo dos pequeñas incisiones en el escroto, por donde pasan los conductos deferentes y cortarlos. Se necesitan puntos de sutura, pero muy pocos.
La técnica menos invasiva consiste en hacer un pequeño agujero en el escroto, por donde pasan los testículos. A través del minúsculo orificio, el médico los amarra y corta, sin necesidad de puntos de sutura.
El nivel de espermatozoides comienza a descender progresivamente tras la cirugía. Es recomendable hacerse análisis del semen, para comprobar la desaparición absoluta de los mismos. Por lo tanto, en los tres primeros meses, es necesario utilizar algún método complementario.

Las principales ventajas de la vasectomía y la ligadura de trompas

La principal ventaja es dejar a un lado la necesidad de utilizar anticonceptivos, con el ahorro económico que eso conlleva, y con la libertad de movimiento que aporta a las relaciones sexuales.

0 comentarios:

Sex Shop Dolce Love

Buscar este blog...

Síguenos

Seguidores

Blogs Amigos

  • PERFECTA A LA MAÑANA SIGUIENTE - Uno de los momentos más incómodos al principio de la relación, es la primera “mañana después”. Le hayas conocido la noche anterior, o en el trabajo, o en...
    Hace 3 años

Sobre Mi

Mi foto
Beguan Distribuciones SLU
Ver todo mi perfil
Con la tecnología de Blogger.