miércoles, 26 de septiembre de 2012

Las Fases De La Respuesta Sexual Humana

La respuesta sexual humana es el conjunto de cambios físicos y hormonales que sufre el cuerpo humano cuando se estimulan sus zonas erógenas, y que funciona con el objetivo fisiológico de la reproducción humana. Sin embargo, además de servir para reproducir nuestra especie, conocer estas fases y su funcionamiento nos ayuda a conocer más a fondo los mecanismos del placer.

1ª Fase: Deseo Sexual

La fase del deseo nace en nuestra mente, ya que la estimulación siempre procede de la percepción que se forma en el cerebro, a partir de los impulsos sensitivos. Nuestros pensamientos, todo aquello que ronda por nuestra mente llega siempre inducido por lo que vemos, lo que oímos, las caricias que recibimos, y todo lo que imaginamos al respecto. Una vez esos estímulos llegan a nuestro cerebro, este envía la información a las diferentes glándulas relacionadas con esta respuesta sexual, para que éstas inicien la producción de hormonas que dirigen el resto de la respuesta orgánica.
La hormona del deseo es la conocida testosterona y también la hormona luteinizante, que aumenta el deseo sexual.

Durante esta fase no se observan cambios apreciables en el cuerpo, es decir, que el deseo sexual simplemente se fragua en la mente… y funciona incitando a la persona a sentir deseo sexual, y a iniciar una actividad sexual, que no siempre tiene porque finalizar en sexo.

2ª Fase: la excitación

La excitación es la primera fase de la respuesta sexual que provoca cambios fisiológicos durante la misma, y viene dada por estímulos externos como una visión erótica (alguien que nos gusta, un desnudo atractivo, etc), una caricia que nos ponga los vellos de punta, etc.
Cada persona es más sensible a algún tipo de estímulo concreto. Suele decirse que los hombre “comen” por la vista, y las mujeres necesitan ser acariciadas, escuchar cosas bonitas o sexys o ver un gesto lujurioso.
Durante esta fase, comienzan los cambios en el cuerpo, que ya si pueden ser apreciados. En los hombres se inicia la erección. Y en las mujeres se empiezan a lubricar los genitales, además de dilatarse la vulva.

3ª Fase: La Meseta

En esta fase la excitación aumenta hasta llegar a su punto más álgido. La tensión sexual aumenta, hasta que desencadena el orgasmo. En esta fase la respiración se acelera y se entrecorta, la piel se ruboriza y adquiere un tono más rosado, sobre todo en el rostro y el pecho, y además los músculos se tensan.
Se considera meseta hasta justo antes de llegar al orgasmo. Es una especie de punto de “no retorno” en el que si no se llega al orgasmo, en los hombre pueden aparecer dolores de testículos, y en las mujeres, congestión y dolor genital.
Durante esta etapa de la respuesta sexual, es cuando más placer se siente, sin contar con la explosión orgásmica. Durante esta fase el ritmo cardiaco, la presión arterial y la tensión muscular aumenta.
La excitación aumenta y aumenta, provocando una tensión genital. En el hombre, la erección se vuelve mucho más firme, con más dureza. En ellas, los pechos aumentan de volumen, y las areolas se dilatan y los pezones se ponen erectos. Toda esta tensión termina en forma de orgasmo.

4ª Fase: El orgasmo

El orgasmo es una explosión de máximo placer. Toda la tensión acumulada durante las fases anteriores, se descarga en este momento en forma de contracciones musculares y de los órganos reproductores, que provocan una fuerte sensación de placer. EL ritmo cardiaco y la respiración se vuelven frenéticos, llegando a su máximo.
En el hombre suele darse la eyaculación o expulsión del semen, y en la mujer, se expulsa en ocasiones también una secreción orgásmica. Algunos piensan que se debe a la estimulación del Punto G, otros que es un simple aumento de la lubricación. Lo cierto es que no ocurre en todas las mujeres, y aún está por estudiar.
Emocionalmente se llega a un estado transitorio de felicidad y plenitud completa, provocada por hormonas como las endorfinas. Las pupilas se dilatan, y además se establece un estado de vinculación muy especial entre la pareja.
En el hombre, el orgasmo puede ser de dos tipos: peniano, cuando la estimulación se concentra en el pene, o prostático, cuando se estimula analmente o presiona el perineo. En la mujer puede ser clitoriano, cuando la excitación se concentra en el clítoris, o vaginal cuando el orgasmo llega a través de la estimulación del enigmático Punto G. Las sensaciones e intensidades son diferentes, aunque a cada persona le gusta siempre más uno que otro.

5ª Fase: La resolución

Es la fase en la que el cuerpo vuelve a la calma, y llega tras el orgasmo o tras detener la estimulación. En el hombre se da el periodo refractario: la erección se pierde mientras el cuerpo se relaja. En la mujer cabe la posibilidad de que si el coito continúa se de otro orgasmo. Sin embargo la mayoría de las veces lo que se produce es una fuerte sensación de relajación, provocada por una alta producción de endorfinas. Los músculos se destensan y el ritmo cardio-respiratorio se ralentiza.

0 comentarios:

Sex Shop Dolce Love

Buscar este blog...

Síguenos

Seguidores

Blogs Amigos

  • PERFECTA A LA MAÑANA SIGUIENTE - Uno de los momentos más incómodos al principio de la relación, es la primera “mañana después”. Le hayas conocido la noche anterior, o en el trabajo, o en...
    Hace 3 años

Sobre Mi

Mi foto
Beguan Distribuciones SLU
Ver todo mi perfil
Con la tecnología de Blogger.