miércoles, 18 de julio de 2012

El Virus del Papiloma Humano (VPH) en el hombre

Vivir la sexualidad de una forma sana y responsable no parece ser lo que hace la mayoría de la gente. Y es que hay un dato que sorprende y no de forma grata precisamente. Hasta al mitad de las mujeres sexualmente activas en el mundo, contraerán alguna vez en su vida el Virus del Papiloma Humano (VPH). Según la Organización Mundial de la Salud, cada día mueren 15 mujeres a causa del cáncer de cérvix, a consecuencia de la infección causada por el VPH. Sin embargo, hay que tener en cuenta que hay más de 100 subtipos de VPH y no todos pueden llegar a ser causantes de este tipo de cáncer, aunque como ya se sabe, más vale prevenir que curar.
El principal problema es que el VHP es asintomático en la mayoría de las ocasiones, y por eso no se llegan a tomar las precauciones necesarias para prevenirlo. La mujer puede tenerlo y contagiarlo al hombre, o al revés. Por eso, aunque el condón no es 100% seguro en cuanto a la prevención de este virus, es necesario utilizarlo siempre, y es recomendable no tener demasiadas parejas sexuales.

¿Cómo afecta el VHP al hombre?

Normalmente el VPH pasa inadvertido por el cuerpo masculino. En muy pocas ocasiones provoca el desarrollo de verrugas genitales alrededor del ano o por el glande, que no suponen mayor problemas y que pueden eliminarse fácilmente.
Sin embargo hay otras cepas del virus, que no causan verrugas y por tanto son más difíciles de diagnosticar, que son responsables de algunos tipos de cáncer genitales y de ano. Aunque son muy poco comunes, es cierto que la mayoría de los casos que se dan, están relacionados con el VPH.
Según algunos estudios, la incidencia del virus en hombres bisexuales y homosexuales es más alta que en hombre heterosexuales. Además afecta de forma mucho más virulenta y sintomática a hombres con el sistema inmunitario débil. Por ejemplo, portadores de VIH o hombres con anemias agudas.

¿Cómo se desarrolla y cómo se detecta el VPH?

En muchos hombres, nunca llegan a aparecer síntomas de ningún tipo, por lo que nunca llega a ser consciente de que es portador del VPH. Otros desarrollan una o varias verrugas alrededor del glande, cerca del pene, los testículos e incluso las ingles. Estas verrugas suelen ser planas, o crecer en ramilletes con forma de coliflor. Sin embargo casi nunca son dolorosas y son fáciles de eliminar. Aparecen semanas o meses después de haber contraído el VPH.
Las verrugas pueden ser un síntoma claro. Sin embargo, al contrario que en la mujer, a la que se puede detectar el VPH mediante una simple citología, para ellos aún no hay ningún tipo de prueba determinante.
Por eso la prevención es de máxima importancia. A la menor sospecha, el posible portador debería de tomar decisiones sobre su vida sexual. Pues aunque él no corra serios peligros, su pareja puede ser infectada y desarrollar un cáncer de cérvix a medio o largo plazo.
De hecho, esta falta de síntomas en el hombre, es la principal causa de la extensión demográfica del virus. Al no conocerse como portador, puede contagiar a varias compañeras sexuales, haciendo crecer el nivel de incidencia del VPH de forma exponencial.

¿Existe tratamiento o cura contra el VPH?

Ni en hombres ni en mujeres existe un tratamiento que ataje la infección por este virus. Una vez que se ha contagiado, el VPH debe desaparecer por sí sólo. Si no se tiene pareja estable, es muy recomendable abstenerse de tener relaciones sexuales, por riesgo a infectar a parejas esporádicas, o incluso por el riesgo de re-infectarse a sí mismo.
Normalmente el virus puede curarse por sí solo en menos de dos años, y en ocasiones desaparece a los pocos meses. Sin embargo, es muy común que en una pareja, la curación no llegue, porque vuelven a infectarse el uno al otro constantemente.

Entonces, ¿Cómo lo prevenimos?

El uso del preservativo es lo más efectivo y fiable, aunque no proporciona un 100% de protección debido a que el virus está en la piel, y un preservativo no cubre toda la piel evidentemente.
La única medida efectiva al 100% es la abstinencia sexual, aunque pocos la practican, porque nada asegura que el virus vaya a desaparecer ni en cuanto tiempo.
Por eso, al igual que las mujeres son examinadas por un ginecólogo anualmente, los hombres debería autoexaminar su piel en búsqueda de la menor señal de la aparición de una verruga. Si se detecta alguna, eliminarla cuanto antes, y evitar que ésta roce a tu a pareja durante las relaciones sexuales.

0 comentarios:

Buscar este blog...

Cargando...

Síguenos

Seguidores

Blogs Amigos

  • ¿Eres sexualmente sano? - Dicen que el 4 de septiembre es el Día Mundial de la Salud Sexual, un día que no se celebra en el mundo entero sino solo en 27 países del mundo. Pero ahí ...
    Hace 2 meses

Sobre Mi

Mi foto
Beguan Distribuciones SLU
Ver todo mi perfil
Con la tecnología de Blogger.